sábado, 14 de enero de 2012

La metamorfosis, Franz Kafka




Autor: Franz Kafka
Título y año de la primera edición: La metamorfosis (Die Verwandlung) 1915
Editorial: Ediciones Cátedra
Fecha de publicación: 1991
Páginas: 94


La Metamorfosis cuenta la fabulosa historia de Gregor Samsa, que ve como su vida cambia radicalmente después de transformarse en una especie de enorme insecto.



 Una reflexión irónica

Cuando leemos la Metamorfosis, no podemos por menos que compadecernos del pobre Gregor Sansa, pero hay a mi entender en esta obra otros asuntos más tristes y dignos de lástima. Al fin y al cabo Gregor es solo un hipócrita que trabaja como esclavo porque ése es su deber. No sería de extrañar, que con tal de librarse de él, quisiera o al menos no le importara, transformarse en tan horrible insecto. Esto explicaría su comportamiento totalmente egoísta. Más digna de lástima es pues su bondadosa familia, ejemplo de amor y caridad, no sólo no lo echan a la calle, ni lo mandan encerrar en alguna institución, siempre pensando en el que dirá la gente y reconociéndolo por hijo.
Asumen que es su problema y a partir de ahí no le falta un cómodo trastero donde vivir, amorosos cuidados y desperdicios de sobra. Ahí se ve el gran egoísmo de Gregor, abusar del buen corazón de los suyos hasta límites intolerables, su deber después de todo el daño que ha hecho sería morirse de una vez, para así dejar a su familia libre para que puedan seguir con sus vidas y olvidar tan horrorosa experiencia. No es pues de extrañar que de vez en cuando, tengan que mostrarse duros con Gregor, todo tiene un límite.

En fin, me pregunto quién es el humano y quién el monstruo. Es horrible ser diferente al resto del rebaño, pero no sé por qué, creo que la diferencia puede ser mejor, a veces, aunque claro, esto solo es mi opinión personal.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada