lunes, 5 de marzo de 2012

Carta


Queridos mama y papa

 No os guardo rencor, entiendo vuestros motivos y el del juez para internarme en el
psiquiátrico. No me gusta tener que decir esto por carta pero es el único medio del que
dispongo, preferiría hablar con vosotros a solas pero sé que eso es imposible de momento.
Veréis aunque admito que mate a toda esa gente no fue por odio, ni para demostrar nada,
tampoco os culpo por la forma en que me criasteis, simplemente me siento incompleta y en el
momento en que esas personas morían podía quitarles algo que necesitaba.
No quería ser cruel y eso me vasto durante un tiempo. Pero vosotros sabéis que mi mayor
defecto fue siempre ser demasiado obsesiva e insaciable en mis manías, como por otra parte
soy curiosa tuve que experimentar y descubrí que si los torturaba adecuadamente la sensación
era mayor. Luego accidentalmente probé su sangre y entonces empezaron los problemas, fue
como si por fin pudiera estar completa, como si antes hubiera estado ciega y nunca hubiera
sentido nada. Lo malo es que jamás tenía bastante y eso me hizo ser descuidada.
Se puede decir que la codicia me perdió y al final me pillaron, el juez me declaro loca y por eso
acabe aquí. La abstinencia ha sido durísima, pues el hambre es atroz y las medicinas ayudan
poco. No me dejan jugar con nadie, no sé que piensan que les voy a hacer.
Lo dicho; espero que podáis visitarme pronto, si no saldré algún día e iré a visitaros yo.
Repito que no os guardo rencor, se despide vuestra hija que os quiere.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada