domingo, 2 de noviembre de 2014

Emily, la de Luna Nueva - L. M. Montgomery


Título: Emily, la de Luna Nueva
Título original: Emily of New Moon
Autor: L. M. Montgomery
Año de publicación: 2014
Edición ilustrada
Editorial: Toromítico
Nº de páginas: 366
Precio: 17 €
Encuadernación: Rústica con solapas


Tras lograr un éxito sin precedentes con su saga de Ana, la de Tejas Verdes, Lucy Maud Montgomery creó el personaje de Emily Starr, a la que consideraba su álter ego, y que plasmaría en una trilogía de resonante acogida.

La temperamental y muy imaginativa Emily no sabía lo que era estar sola hasta que su padre murió. Ahora, unos parientes de su madre la llevarán a vivir con ellos a la granja Luna Nueva. Emily está segura de que no será feliz allí. Habrá de hacer frente a la rígida y severa Tía Elizabeth así como a sus pícaros compañeros de clase manteniendo la cabeza alta y haciendo gala de su aguzado y rápido ingenio. Las cosas comienzan a cambiar cuando hace amigos como Teddy, autor de maravillosos dibujos, o Perry, que ha navegado por todo el mundo con su padre pero jamás ha ido a la escuela; y, sobre todo, Ilse, una chica no muy femenina con un temperamento ardiente. Para su sorpresa, Emily descubrirá que Luna Nueva es un lugar hermoso y fascinante. Su espíritu ferozmente libre tiene mucho que enseñar a cualquiera -niño o adulto- con el suficiente sentido común (e imaginación) para escuchar.



Si habéis disfrutado del placer de conocer a Ana, la de Tejas Verdes, no os podéis perder este libro.

Emily Starr, sin duda, se llevaría muy bien con Ana si se conocieran. Comparten muchas cosas y ambas crecen en un ámbito geográfico similar. Tienen un carácter dado a la ensoñación y una imaginación desbocada, todo ello, con una fuerza y unas convicciones muy acusadas. Pero también están diferenciadas claramente por diversas circunstancias personales.

Aunque ambas son huérfanas, Emily si tiene parientes, pertenece a una orgullosa familia, los Murray, que aunque no se hallen bien dispuestos a recogerla, no pueden dejar desamparada a una de los suyos.

Tras la muerte de su padre deberá trasladarse a vivir al hogar ancestral de los Murray, la familia de su madre. Esto es un sitio lleno de traiciones y misterios, donde la presencia de anteriores generaciones es patente en cada rincón. La fértil imaginación de la joven Emily no podrá ser restringida por los usos y costumbres de sus tías, más bien encontrará en Luna Nueva el marco perfecto para desarrollarse.

Emily siempre se encuentra motivada a escribir, está predispuesta a hacerlo sobre aquello que ve y le acontece. También surgirán de su pluma poesías y relatos inventados. Trasladar al papel aquello que resuena en su cabeza es una fuerza que forma parte de su propia esencia, no puede y no quiere evitarlo, para ella dejar de escribir esas historias que le surgen a borbotones sería tan difícil como dejar de comer o respirar. Esto pondrá más de un obstáculo en su camino.

Emily se hace de querer, tendrá más problemas con unos personajes que con otros, pero cuando ella los entienda y consiga que la entiendan a su vez forjará un lugar entre los orgullosísimos e intransigentes Murray y entre muchos otros de su entorno inmediato, incluso algunos con un carácter tan difícil y severo que les lleva a chocar con la gente de Luna Nueva.

Me ha gustado mucho este libro, la protagonista Emily se ha ganado un sitio por derecho propio en mis estanterías y en mi corazón, justo al lado de Ana Shirley.

2 comentarios :

  1. Hola :) Yo tengo pendiente en mi estantería Anna de las tejas verdes, cuando acabe con él valoraré si leer Emily pero vamos, por lo que dices en la reseña seguro que sí. <3
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar